El Confidencial destaca a Bravo Capital como complemento de la financiación bancaria

financiacion bancaria - Bravo CapitalEl diario digital El Confidencial publicó el pasado 6 de junio un vídeo-reportaje sobre Bravo Capital en que explica que el mercado de financiación en España ha cambiado para siempre. La publicación online se felicita del nacimiento de Bravo Capital a finales de 2013 y explica que una de las moralejas más claras que ha dejado la crisis económica es que la financiación de las empresas no debe depender únicamente de las entidades bancarias.

El Confidencial recoge declaraciones de la directora general de Bravo Capital, quien afirma que las empresas se han dado cuenta de que “diversificar su financiación resulta fundamental”. Asegura que el mercado financiero español se dirige hacia un modelo más cercano al vigente en Estados Unidos, donde el 70% de la financiación empresarial proviene de fuentes no bancarias, al contrario que en España.

Este diario digital incide en que la fórmula de financiación de Bravo Capital, basada en emisiones privadas de bonos y pagarés, no interfiere en las decisiones empresariales de los negocios. “Lo nuestro es financiar”, explica la directora general de la empresa.

El consejero delegado de Bravo Capital, Antonio Aynat, ha explicado que las empresas españolas “se han cansado” de que los bancos no les ayuden a resolver sus necesidades de financiación. “La capacidad productiva está ahí, existe; solo necesitan ese circulante que les permita crecer”, añade Aynat.

El Confidencial destaca que Bravo Capital nace con dos grandes fondos de inversión norteamericanos, JZ Capital Partners y Avenue Capital, como socios, lo que otorga a esta empresa financiera una potencia de 400 millones de euros para sus operaciones para facilitar circulante a los negocios españoles.

Las operaciones de Bravo Capital se realizan a través de emisiones privadas de bonos y pagarés, lo que permite dar liquidez en un plazo medio de sólo dos semanas y las inversiones están en un amplio rango de entre 250.000 euros y 10 millones de euros, lo que posibilita ganar flexibilidad a la hora de dar fondos a las empresas.