Diez empresas del IBEX 35 captan más de la mitad de su financiación mediante bonos

Las emisiones de bonos continúan cobrando fuerza entre las grandes compañías españolas. El porcentaje de empresas que recurre a fuentes alternativas al crédito bancario se eleva año tras año, tal y como se desprende del estudio de Bravo Capital. El informe pone de manifiesto que dentro del Ibex 35 hay un total de diez compañías que captaron más del 50% de su financiación en 2018 a través de bonos. A su vez, los bonos representan de media un 36,30% de la financiación de las empresas del selectivo español, un porcentaje que se eleva hasta el 50% si excluimos las empresas que en este periodo no han realizado ninguna emisión de bonos.

El ranking de los valores del Ibex 35 que poseen un mayor porcentaje de financiación no bancaria lo encabezan Telefónica, Colonial y Cellnex Telecom, todas ellas por encima del 80%, con un 83,61%, un 83,55% y, finalmente, un 80,23%, respectivamente, son las empresas que presentan, en mayor medida, una estructura financiera fundamentada en la emisión de valores y obligaciones. Les siguen, con un peso de bonos superior al 70% sobre el total de sus pasivos financieros, Amadeus It Group (77,22%), Enagás (74,53%), Iberdrola (73,16%) y, por último, Naturgy (70,10%). El resto de empresas que captan la mitad o más del total de su financiación mediante bonos y obligaciones son Merlin Properties (63,21%), Red Eléctrica (59,28%) y Repsol (59,00%). ACS se sitúa justo en el borde de la frontera, con una financiación vía mercados de deuda que roza el 50% (49,31%).

El estudio de Bravo Capital ha detectado que casi un 20% de las empresas que componen el Ibex 35 no han accedido al mercado de deuda.  Este grupo de empresas está conformado por Aena, Inditex, Mediaset, Siemens Gamesa y Viscofan, que presentan un bajo endeudamiento cercano a cero.

Los bonos, al alza

Si comparamos el volumen de bonos que había en el conjunto de las empresas del Ibex (excluyendo sector bancario y seguros) a finales de 2015 y a 31 de diciembre del año pasado, la financiación bonista ha progresado, de forma notable, un 8,06%. Por el contrario, la obtenida a través de los proveedores financieros tradicionales ha retrocedido casi  un 4,35%, para el mismo periodo. De este modo, la emisión de bonos sigue fortaleciéndose como una solución eficaz y eficiente para que las empresas no financieras del Ibex35 adquieran una mayor diversificación en sus proveedores financieros.

Para ver el informe completo pulse aquí.

Medios que recogen la noticia:

Cinco Días