La emisión de bonos como fuente de financiación

La emisión de bonos como fuente de financiaciónLas emisiones privadas de bonos aportan a las empresas estabilidad de capital en su balance, ya que no deben ser renovados cada año, y seguridad, debido a que es una financiación diferente al habitual pool bancario, que en cualquier momento puede variar.

José Luis Riera, director de Financiación Estructurada de Bravo Capital, nos explica el estado del mercado de crédito en nuestro país y por qué Bravo Capital es un agente importante para la estabilidad y seguridad de las empresas.

Desde 2012 el sector privado ha recorrido una senda de desapalancamiento sostenido que ha contribuido a reducir el endeudamiento de la economía española, asimismo el BCE ha dotado de liquidez al sector bancario, creciendo así la oferta de crédito.

Desde el punto de vista macroeconómico en relación con las expectativas empresariales, 2016 puede ser un buen año para la recuperación económica, en un entorno favorable como este, las empresas van a necesitar mayor apoyo financiero.

El sector bancario, está sujeto a fuertes cambios regulatorios, lo que provoca estos vaivenes de la oferta de crédito. En cambio, la financiación alternativa puede complementar y aportar estabilidad y seguridad a las empresas.

Existe un gran abanico de fuentes de financiación alternativa, Bravo Capital es una de ellas que ofrece diversos métodos como pueden ser préstamos, líneas de financiación a proveedores, factoring internacional, forfaiting o emisión de bonos corporativos.

Las operaciones de Bravo Capital son similares a las que ofrecen los mercados de capitales, pero adaptadas a las necesidades de los clientes. La agilidad y flexibilidad con la que se opera permite a las empresas acceder a capital de forma rápida y no perder oportunidades de negocio.

Los bonos de Bravo Capital se colocan entre inversores privados con vocación de mantener inversión hasta el vencimiento, en función de la solvencia del emisor y la confianza en ese negocio.

Para analizar las operaciones, disponen de un modelo estadístico-financiero propio que les permite evaluar la capacidad crediticia del cliente.

La crisis de 2008 y la restricción de crédito han jugado un papel importante en la elevada tasa de mortalidad empresarial, esto ha puesto sobre la mesa la importancia de diversificar las fuentes de financiación de las compañías. Este tipo de financiación alternativa es aún novedad en España, en Bravo Capital se ha notado un aumento en la demanda de productos, con una facturación de 450 millones de enero a octubre del 2015, lo que supone duplicar la actividad respecto al mismo periodo del año anterior.

Medio que recoge la noticia:

La Razón: «Nuestra agilidad permite a las empresas no perder oportunidades de negocio»