Con Bravo Capital las empresas diversifican sus fuentes de financiación

fuentes de financiacion a empresasBravo Capital, en respuesta a las nuevas necesidades de financiación de las empresas españolas, se puso en marcha el pasado enero con el fin de abrirles a éstas la puerta al futuro con sus fondos. La sociedad significa una auténtica revolución en el contexto empresarial español y los directores financieros ya la consideran como el apoyo que esperaban para que la actividad de su empresa no se detenga.

Se presenta no como una alternativa financiera a la banca, sino como un complemento de ésta. Además, los directivos de Bravo Capital puntualizan que “no se trata de un fondo”, sino de la marca de una sociedad mercantil a la que sus principales accionistas -los fondos americanos Avenue Capital y JZ Internacional-, han dotado con 400 millones de euros. También participan en el accionariado profesionales españoles.

Cualquier tipo de empresa independientemente de su tamaño o sector, encuentra en Bravo Capital la financiación necesaria para continuar creciendo. La entidad se dirige a empresas que se encuentran saneadas desde un punto de vista económico-financiero pero que por una razón u otra, no obtienen la calificación de “grado de inversión” y lo que quieren es diversificar sus fuentes de financiación, tengan o no acceso a ellas en ese momento, y ya sean tradicionales o alternativas.

Bravo Capital detecta y cubre el nicho de empresas españolas en buen estado que quieren crecer, pero que hasta ahora carecían de los recursos necesarios ya que no recibían financiación ni las entidades financieras ni los fondos. También y de forma muy importante constituye la alternativa real para que las empresas diversifiquen sus fuentes de financiación y no solo dependan de las líneas bancarias para acceder a fondos para financiarse.

Ante la falta de capital circulante para hacer frente a compras de materias primas y adquirir o absorber otras compañías que permitan el desarrollo del negocio, las empresas encuentran en Bravo Capital los recursos necesarios, y por ello, la acogida por parte de presidentes, consejeros delegados o directores financieros a los que hemos propuesto nuestros productos ha sido positiva.

Dichos productos, se caracterizan especialmente por la flexibilidad, la simplificación de los trámites y la rapidez y sus claves son las siguientes:

  • El producto principal es la financiación directa que se hace a través de programas privados de pagarés/bonos.
  • En cuanto a la documentación, se solicita la misma que solicita cualquier banco, pero el análisis de la documentación disponible se realiza rápidamente.
  • Las garantías son exigidas en función del análisis de cada operación, pero en caso de requerirse, la estructuración es simple y ágil.
  • En lo referente al plazo, suele ser 12 meses renovables, aunque puntualmente pueden estudiarse otros plazos.
  • Bravo Capital otorga libertad de uso de la financiación facilitada, ya que no interfiere en las decisiones empresariales, ni pide participar en los órganos de decisión.
  • Por lo que se refiere a la cantidad, es decir, al tamaño de las operaciones, éstas suelen oscilar entre los 250.000 euros y los 10 millones de euros.
  • Finalmente, y esto obedece a la rapidez como un rasgo innato de los productos de Bravo Capital, el plazo de concesión del crédito es rápido y las operaciones se firman  en un plazo en torno a sólo dos semanas.