La Razón presenta a Bravo Capital como socio de las empresas para crecer

La razón - Bravo CapìtalEl suplemento Tu Economía del diario La Razón, se ha hecho eco del nacimiento de Bravo Capital, una iniciativa privada que tiene como objetivo financiar el crecimiento de cualquier tipo de empresa independientemente de su tamaño o del sector al que pertenezca.

La publicación ha destacado que la compañía ya es contemplada por los directores financieros como “la tabla de salvación” para que la actividad de su empresa no se quede frenada, pero aclara que no se trata de una alternativa financiera a la banca, sino que viene a complementarla.

Los directivos de Bravo Capital explican en la información que la compañía no es un fondo, sino una sociedad mercantil dotada con 400 millones de euros por parte de sus principales accionistas -los fondos de origen americano Avenue Capital y JZ Internacional-, que tiene como propósito prioritario aquellas empresas que se encuentran saneadas desde un punto de vista económico-financiero pero que por alguna condición no obtendrían la calificación de “grado de inversión”.

Dichas empresas, quieren diversificar sus fuentes de financiación, tengan acceso a ellas en ese momento o no, y ya sean tradicionales o alternativas. Para ello precisamente llega Bravo Capital, para que empresas españolas en buen estado que quieren crecer pero que carecen de los recursos necesarios para hacerlo, los encuentren además de una manera flexible, simple y rápida, que es por lo que se caracterizan los productos de esta iniciativa de carácter privado.

Tu Economía ha aprovechado la ocasión para subrayar las claves de Bravo Capital, donde el producto, la documentación, las garantías y la cantidad se convierten en los factores más relevantes. ¿Por qué?

Porque el producto, es principalmente la financiación directa a través de programas privados de pagarés y bonos; la documentación es la misma que pediría un banco, sin que haya que preparar ninguna especial; porque el requerimiento de las garantías no es estándar, sino que se exigen en función del análisis que se realiza de cada posible operación y finalmente, porque la cantidad o tamaño de las operaciones es muy atractivo.

Las operaciones oscilan entre 250.000 y 10 millones de euros, con un plazo a 12 meses renovables, pudiéndose estudiar puntualmente otros plazos. Por todo esto Bravo Capital ha tenido una acogida inmejorable por parte de presidentes, consejeros delegados y directores financieros.