De refinanciaciones y acceso a los mercados

refinanciaciones y acceso a mercadosLa prensa nos informa estos días de que ACS ha iniciado contactos con sus acreedores para refinanciar unos 2.200 millones de euros, lo que supone algo más del 30% de su deuda bancaria. En esa propuesta ACS incluye la posibilidad de realizar una emisión de bonos, lo que nos lleva a recordar una situación que se dio justo durante el pasado verano: en ese momento ACS intentó sin éxito colocar 500 millones, pero al no disponer de rating y estar el mercado en un momento delicado por la crisis de Banco Espirito Santo, la operación finalmente fue fallida.

Aunque ACS lleva años reduciendo su dependencia del crédito bancario a través de la colocación de deuda –a 31 de diciembre del 2013 su financiación a través de bonos superaba los 3.000 millones de euros-, se dio una situación que desde Bravo Capital ya hemos resaltado en alguna ocasión: incluso las empresas del IBEX 35 se pueden encontrar en momentos puntuales con dificultades a la hora de financiarse a través de los mercados y reducir así su dependencia de la banca. Si estos inconvenientes se dan en empresas de este tamaño, sobre decir que la gran mayoría de las pymes de este país no tienen ni tendrán,  por tamaño o rating, posibilidades de acceso a determinados mercados.

En Bravo Capital siempre mantenemos que las empresas españolas ya sean grandes, medianas o pequeñas deben empezar a seguir el modelo de financiación anglosajón: diversificar las fuentes de financiación de modo que reduzcan su riesgo financiero ante posibles crisis como la sucedida en los últimos años. En ese sentido operadores como nosotros somos la puerta de acceso a dinero de inversores para muchas empresas que, por decisión propia u otras de las causas anteriormente mencionadas, no acceden a mercados públicos.