IFRS-9: Los bancos tendrán que aumentar aún más sus provisiones

Los bancos tendrán que aumentar aún más sus provisionesEl Banco de España ha adelantado a junio de 2016 la aplicación de la nueva normativa contable que ha elaborado la Comisión Europea para adaptar el IAS-39 a los nuevos criterios contables emitidos por IASB.

IFRS-9 establece la obligación de provisionar, no en base a pérdidas incurridas, sino en base a pérdidas esperadas; recuperando el principio de prudencia valorativa cuya prevalencia se eliminó en la reforma contable española de 2007.

De este modo se espera que los bancos presenten sus cuentas a 30 de junio de 2016 aumentando un 35% su nivel de provisiones, sólo por el impacto de la aplicación de esta nueva norma.

La adaptación de la banca española a esta nueva normativa contable llega en un momento crítico para las entidades, que se han visto obligadas a realizar provisiones durante la reciente crisis en el entorno de 300.000 millones de euros, lo que representa aproximadamente un 30% del PIB de España.

Sin duda, este cambio contable estresará aún más las cuentas de resultados del sector bancario, agravando sus problemas de rentabilidad y de capacidad de generación de capital a través de beneficios, lo que apunta hacia un nuevo proceso de consolidación, tal y como viene demandando el propio Banco de España.

En definitiva, una mayor concentración del sector bancario, para asimilar estos impactos vía tamaño y sinergias de coste, que reducirán nuevamente el número de entidades, dejando una gran parte de la oferta de crédito nacional en manos de, cada vez, menos entidades.

Las empresas tendrán menos ventanas a las que acudir para encontrar la financiación que necesitan para crecer, por lo que la financiación alternativa que suministra Bravo Capital se hace más necesaria que nunca, y continuará creciendo para atender las necesidades de financiación de las empresas, tal y como sucede en otros mercados de crédito sofisticados y con un alto nivel de desarrollo.