La falta de diversificación financiera perjudica a las pymes españolas

La diversificación de las fuentes de financiación como medio para conseguir pymes más competitivas ha sido el eslogan principal de la mesa redonda sobre “Alternativas de Financiación Empresarial”, organizada por La Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros (FEBF) y la Universidad CEU Cardenal Herrera.

Entre los participantes, José Luis Villafranca, director financiero de Bravo Capital, “la demanda total de crédito no puede ser cubierta por el sistema bancario”. Según ha indicado, el mapa bancario español ha cambiado, con una reducción de 62 a 11 entidades, y en la práctica 4 bancos controlan el 80% del mercado.

La banca es la principal fuente de financiación de las empresas no financieras españolas, sin embargo no es así en otros países desarrollados en los que la financiación a empresas proviene fundamentalmente de agentes ajenos a la banca, en EEUU el 70% está en estas alternativas financieras y el 30% corresponde a los bancos”, ha apuntado Villafranca.

José Luis hizo gran hincapié en la importancia de diversificar las fuentes de financiación por pura prevención y no depender de un único proveedor financiero.

Programas de pagarés, préstamos amortizables a distintos plazos, financiación de contratos, factoring nacional privado y público, factoring internacional, financiación a proveedores, financiaciones puente, o programas de bonos, son algunas de las alternativas de financiación a corto plazo de Bravo Capital.

Medio que recoge la noticia:

Economía 3