Los mercados, los no libre mercados, los dividendos y los movimientos empresariales.

Dividendos y movimientos empresarialesEstos días se habla de que Endesa va a pagar el dividendo más alto de su historia. A mi a veces me gustaría cambiar la historia. Los pagos de dividendos suelen ser buenas noticias, y en este caso será una buena noticia para Enel.

Creo sin embargo que es una mala noticia para Endesa y para España y para todos los que trabajaron con ahínco en crear un grupo energético de bandera, con la bandera de Endesa y de España. Y como a veces pasa, a esta situación se llega por circunstancias que nos pillan de sopetón.

Endesa inició una expansión internacional por América Latina apoyándose en su balance, en la liquidez de los mercados y en un equipo directivo espectacular, creando el primer grupo energético de América Latina con empresas líderes en producción y distribución de energía eléctrica en Chile, Brasil, Colombia, Perú…

En un momento dado, esos negocios se fueron consolidando y Endesa empezó a mirar a Europa también, y se creó Endesa Europa. Y Endesa crecía en ventas y EBITDA y pagaba dividendos, pero su apalancamiento bajó demasiado. Y en España no hay costumbre de hacer recompra de acciones para devolver dinero a los accionistas. Y Endesa seguía buscando donde continuar invirtiendo mientras diferentes compañías –más bien competidores- y fondos internacionales miraban a Endesa con ojos golositos: una gran compañía y poco apalancada y el mercado con gran liquidez. Esto significaba un gran riesgo de OPA y me consta que se comentó también con la dirección de Endesa.

Buscando objetivos de compra, Endesa hizo una oferta a Edison –se habló de un valor de Edison de 12.000 millones de euros-. ¿Recuerdan que pasó? Italia se opuso a que Endesa comprara una de sus eléctricas. Pero no se apuren, nosotros si dejamos que Enel se comprase Endesa para salvarla de una opa de una compañía alemana.

¿Y ahora que tenemos? Endesa vende los activos de América Latina a Enel –ignoro si Endesa ha recibido otras ofertas por esos activos, es decir, seguro que su Consejo de Administración vela por los intereses de los accionistas minoritarios. Pero volviendo al tema, Enel paga a Endesa más de 8.000 millones por esos activos y seguidamente se paga un dividendo por ese importe.

¿Qué cara se les queda?  Y es que los mercados siempre son peligrosos pero jugar en libres mercados que a veces no son del todo libres cambia la historia. ¿O no sería otra historia si Endesa se hubiese comprado Edison?